Aprende a adaptar tus emociones ante la pérdida

El duelo por el fallecimiento de alguien cercano es un proceso de adaptación de nuestras emociones ante la pérdida. Superar la muerte de un ser querido nos permite restablecer el equilibrio personal que ha quedado alterado.

Las consecuencias emocionales están directamente relacionadas con la persona que hemos perdido y también con la manera en la que se ha producido esa pérdida. Siempre supone una enorme tristeza y un gran dolor.

Una correcta gestión del duelo puede tener consecuencias muy graves que afecten al estado psíquico y a la conducta de la persona, como los estados depresivos crónicos. A pesar del sufrimiento que causa, es un proceso necesario para poder continuar en nuestra realidad y vivir sin la presencia de nuestro ser querido.

Para manejar esta intensa emoción hay primero que reconocerla, después comprenderla y por último aprender a conducirla, y en este proceso te vamos a guiar y a acompañar en nuestro Centro de Hipnosis HIPNO180.